Bajo del mar

Noviembre 11th, 2009

Buscábamos algo distinto, original. Algo que se saliese un poco de lo que habíamos hecho hasta ahora por esas fechas. Finalmente, mi pareja y yo decidimos ir a un restaurante submarino a cenar con el fin de celebrar nuestros tres años juntos (no digo dónde para no hacer publicidad gratuita ). Lo cierto es que todo, comida, servicio y sitio, fue fenomenal, no tanto el precio, dicho sea lo dicho, pero claro, un día es un día. Se trataba de un restaurante bajo tierra en donde en lugar de paredes habían cristales con peces. La verdad es que uno se espera algo más espectacular, pero no fue nada desdeñable.

Lo que aprendimos ese día, o mejor dicho, esa noche, fue curioso: al pedir al camarero que nos tomase una foto este nos dijo “sin flash, por favor”. La razón de aquello fue el no dejar ciegos a los pobres peces, cuestión que nos dejó un poco extrañados. “Claro”, siguió el camarero, “la luz del flash en contacto con el cristal intensifica su efecto y quema los ojos a los peces porque ellos no tienen párpados para protegerse”. Entonces, nuestras miradas, como respuesta a un estímulo, se giraron al cristal a contemplar los peces que por allí vagaban y, horror, muchos de ellos no tenían ojos, y la culpa de aquello la tenían los flashes. Así pues, durante toda la noche me acompañó un sentimiento de culpabilidad ya que yo misma había hecho alguna que otra foto con flash durante la cena. Yo podría ser la culpable de la desintegración de otro ojo a algún pez.

f-pez_ciegoDurante la cena abordamos por casualidad el tema de las nuevas tecnologías. La cuestión era que nosotros, que habíamos sido la primera generación tecnológica, nos habíamos quedado un poco atrás o por lo menos nos costaba más trabajo aprender a utilizar los nuevos gatgets informáticos, como los nuevos teclados o plataformas táctiles de móviles. Se podría decir que existe ahora una nueva generación tecnológica que es la que experimentan los chavales cada vez más jóvenes. Ahora podemos comprender la ardua tarea que supone para nuestros mayores el enfrentarse a tecnologías tan básicas como internet.

Esta tarde he descubierto un video que anda suelto por internet que me ha dejado, diremos, bastante espantada. Se trata de niños de unos 6 años bailando reggaeton con posturas… bueno. De verdad, veanlo y juzguen.